Jueves 20 de septiembre de 2018 09:44 am

  • Inicio
  • La carrera por la hípica

La carrera por la hípica


Desde el siglo pasado, tras el ocaso de los años gloriosos de la hípica en Colombia, esa industria ha tratado de volver a arrancar una y otra vez. Más de 20 hipódromos han abierto y cerrado sus puertas en las últimas décadas, al tiempo que la reglamentación ha ido tendiendo a darle más beneficios al negocio. Hace cinco años se expidió una norma que pretendía avivar ese mercado de una vez por todas, pero apenas hace pocas semanas esa ley, la 1393 de 2010, se convirtió en algo que los interesados en la crianza y las carreras de caballos purasangre ven como una verdadera oportunidad.

Lo que prácticamente condenó a muerte este negocio, según quienes vivieron de él, fueron, entre otras cosas, pero sobre todo, los altos impuestos, que entre los 70 y los 80 alcanzaron “un absurdo 30%”, en palabras de William Yarce, periodista hípico, criador y propietario de caballos y cofundador del hipódromo Los Comuneros de Guarne, en Antioquia. Desde los 90, la ley ha intentado darles beneficios a las apuestas hípicas, pero ahora, de acuerdo con Coljuegos, lo que hace diferentes a la Ley 1393 y al acuerdo que la reglamenta, el 179 de 2015, del Consejo Nacional de Juegos de Suerte y Azar, es que definen la tasa de tributación en tan sólo 1%, extienden las licencias de operación de los hipódromos por 10 años —con opción de prorrogar por el mismo tiempo— y vuelven la hípica de carácter departamental.

Hay que decir que juegos de suerte y azar como Baloto o Las Deportivas tienen tasas de 32% y 24%, respectivamente. Por otro lado, los cortos tiempos de concesión de los hipódromos implicaban que los empresarios hicieran grandes inversiones con poco margen para recibir retornos. Se calcula que poner a funcionar un hipódromo podría costar aproximadamente $15.000 millones. Finalmente, al ser de carácter departamental, los entes territoriales tienen la autonomía para dar luz verde —o no— a esta actividad, cuyos aportes irán 50% para el régimen de salud subsidiado y 50% para hospitales públicos. Coljuegos prevé que el recaudo anual por hipódromo para la salud podría ser cercano a los $3.000 millones.

Ver noticia completa en: elespectador.com

Acerca de este Portal Nexura